También me gusta leer lo que piensan de lo que pienso. Comentarios, por favor!

jueves, 24 de mayo de 2007

Consolando a una extraña..

Cuando platico con mis amigos, suelo comentar los diferentes anecdotas sin madre que usualmente se situan en mi vida, sin embargo, hay cosas que por alguna razon prefiero guardarlas para mi y disfrutarla solita..y eso es lo que habia estado haciendo con lo que les voy a contar, hasta hace poco que lei en el blog de mi comadre Ashushada una situacion similar a la mia. En fin:


Estaba en el Carnaval, hace dos años, y andaba media triste por un "no se que" que no me dejaba estar tranquila, asi que decidi separarme de los amigos con los que iba y en lugar de caminar por Montejo, me fui por una de las calles paralelas.


Casi no habia gente, eso me incitaba a darle vuelo a mi hilacha intelectual, entonces iba yo bien bien clavada en mis cosas..y en una de esas, parada al lado de un arbol, habia una chava que hizo que se me apachurrara el corazon, con solo verla casi senti que algo le estaba doliendo bien profundo. Tenía la desolacion pintada en la cara, se tapaba la boca con una mano, y con la otra trataba de abrazarse, ligeramente doblada sobre si.


Usualmente, me hubiera seguido de largo, pero "me dolio su dolor", o no se, algo me impidio dejarla ahi tan sola y tan triste. Me di la vuelta y me acerque despacito hacia donde estaba, le pregunte si estaba bien. Me quedo viendo, sin saber que hacer (yo tambien lo hubiera hecho), asi que se lo pregunte de nuevo, y le dije que si la podia ayudar. Seguro por su mente paso "no, nadie me puede ayudar..", porque solo hizo que llorara mas, y sin decir nada, le pase un brazo por la espalda, de lo mas natural, como si la conociera.


Se me ocurrio, una fraccion de segundo después, que la chava en cuestion, me podia gritar/pegar/bolsear, y con justa razon, al fin y al cabo yo ni la conocia, pero para mi sorpresa, lo que hizo fue abrazarme bien fuerte. Estuvimos asi un buen rato, sin sentirme incomoda ni nada, hasta que se calmo un poco.


Nos sentamos en la bardita de una casa, me conto porque tenía tan roto el corazón y mientras ella comenzaba a llorar de nuevo, yo la acompañe. Heme ahi, abrazada y llorando con una extraña.


Nunca la volvi a ver, ni siquiera supe su nombre, sin embargo esa noche, siendo unas completas desconocidas, fuimos viejas amigas.


*No usé ni una sola "k" ke no fuera necesaria
a complacencia de quienes no gustan de ello.

3 comentarios:

ƒяэåкª dijo...

ahh q linda niña.. pues yo nunca he pasado algo similar, pero q linda y por cierto.. no tienes por q cambiar tu manera de escribir, es tu blog y los que lo leemos es por q queremos no por obligacion, asi q no cambies solo por que otros no les late, asi eres es tu personalidad y ps nomas digo.. no vaz a cambiar por los demas.. besos niña linda

@ndrom3d4 dijo...

mm creo que de alguna manera hemos vivido esto, me ha pasado con una conocida..pero nunca me imagine en la posición de consolarla, sin embargo cuando ves el dolor y el llanto muchas cosas se te olvidan.. y sabes que con un abrazo puedes aliviar tantito las penas..como seres humanos tenemos la capacidad de sincronizarnos con los demás, y si esto ayuda..porque no hacerlo... Saludos :P

٭ΛŠħüŠħαdα٭ dijo...

hola comadrita jejeje. Que buenísima onda eres!!!, corazón de pollo.

Pero definitivamente estas en otro nivel, uno más elevado que el mio.