También me gusta leer lo que piensan de lo que pienso. Comentarios, por favor!

martes, 15 de enero de 2008

SDS: Síndrome del Día Siguiente


Hallábame yo platicando con Tavo ayer en la mañana, Oh mi Dios, lo recuerdo perfectamente (jijijojo, secuelas de Rescate 911), cuando salió a relucir un tema del que casi nadie habla, que casi todos asocian con sexo sucio, desenfrenado y altamente promiscuo, un tema que te puede generar reacciones secundarias como estrés y ataques de "soy.un.pendejo" hiper avanzados.

El SDS: Síndrome del Día Siguiente.

Caos. Muerte. Destrucción.

Aunque se suele pensar que éste síndrome solo se da cuando hubo contacto sexual, quecal o tetal, la realidad es que se necesita tan solo un beso (o varios) para activarlo sin control en tu pequeña cabecita de masapan.

¿A quién no le ha pasado? La situación, "tu.sabes.que.quiero.y.yo.se.que.tu.quieres.pero.no.hacemos.nada" es más usual que la promesa de dejar el alcohol después de cada peda, más usual aún que la mentira de "me porté bien" en las cartas a Santa Claus, y hasta más usual, me atrevo a decir, que la función estelar de Titanic el 31 de Diciembre.
No distingue sexo, edad ni condición sexual. Tavo me contaba que a sus veintitantos años se está ligando a una pequeñuela de mi edad, que a sus 18 primaveras lo pone nervioso y lo hizo sufrir el síndrome sin pena ni gloria, a el, justo a el! que es un Don Juan..si el lo sufre, ¿Qué esperanza queda para mi?

Ninguna, y lo constaté justo el día anterior a la plática con Tavo. Resulta que de la vez de mi besuqueada pública en Pride, no había vuelto a ver a la sujeta hasta el sábado, en la continuación de la fiesta. La verdad el asunto de la llegada me tenía hasta la madre..me preguntaba yo: ¿cómo me va a saludar? ¿besuqueada pública de nuevo? De entrada un beso no se me hacía buena idea, así que le prendí una velita al santo patrono de mi catoliquísima escuela: El Santo Niño de Atocha.

El Niño de Atocha me escuchó y vió mi velita prendida, pues la susodicha me saludó de beso en el cachete, sin embargo malinterpretó el tamaño de mi velita! Porque no hubo contacto, ya no digamos físico, ni visual, vamos! Hagan de cuenta que un cirio le hubiera prendido!

En ese momento lo comprendí: Síndrome del Día Siguiente.

Los síntomas:
  • Desvías la mirada con cara de "yo no tengo vela en éste entierro".
  • Milímetro cuadrado de piel "accidentalmente" tocada equivale a centímetro cúbico de orina en tus calzones.
  • El esfuerzo que haces es equivalente a cargar una mochila con los directorios telefónicos anuales desde que naciste.
  • La boca no se te cierra ni aunque la sutures, usualmente invadiendo tus conversaciones alguien sumamente profundo y coherente, como Cantinflas, por ejemplo.

No hay cura señores, no hay cura, mucho menos si en "El Día Anterior al Síndrome del Día Siguiente" hubo un poco de alcohol de por medio, o un poco de mariguana de por medio, o un poco de música estruendosa de por medio.

¿Qué solución le verías? Claro! lo más obvio! es cuestión de volver a hacer la atmósfera lo más parecida a la anterior. Si, el asunto si jala una o dos veces más, sin embargo no puedes basar un free/noviazgo/agarre en alcohol o en marihuana o en música estruendosa para siempre.

Hace algunos años me dijeron la solución: Agarrate un huevo y házlo.

Moriré SOLA..no tengo huevos y las chichis no surten efecto.

3 comentarios:

bUeNa NiÑa dijo...

jejeje si kreo ke se d ke ablas...
me a pasado pero pos kon un par d alkoholes al dia siguient i pos acert la mensa se t pasa :P
o weno depend ke tanto aias echo jeje
weno me largo0o

tavo dijo...

Que post tan PRECISO mi gomita... en serio que deberian meter el SDS en la terminologia de ciencias sociales y esas cosas!!
Por cierto... tenemos que hablaaar!! hahaha te va a encantar!
tavo

ƒяэåкª dijo...

ahhh q cosas.. yo una vez me atrevi y no me arrepiento pero no me hace tan feliz jeje bueno dos veces jejeje o tres? mm bueno unas pocas.