También me gusta leer lo que piensan de lo que pienso. Comentarios, por favor!

sábado, 21 de noviembre de 2009

Possibility - Lykke Li



[A los que odian Twilight... mil disculpas]

There's a Possibility,
There's a Possibility,
All that I had was all I'm gonna get

Hay una escena en New Moon en la que Bella se queda viendo una ventana mientras pasan los meses. A mi criterio, una de las mejores de la película, aun cuando no es más que un panning con ella inmóvil en medio.. de hecho creo que eso es lo que la hace de mis favoritas.

Fue el primer momento de la película (solo hubieron dos) en el que se me aguaron los ojos. Entre la canción, que tiene ese feeling que te arruga el corazón, y Bella viendo como le pasa la vida por enfrente... nada más sentí como me subía un escalofrío por la espalda y se me hacía un nudo en la garganta.

La escena me remitió a aquel primer momento en el que me encontré sola en una ciudad, donde la única vida que conocía era con Nube. Cuando llegué aquí, ella fue mi familia. Fue la persona a la que acudí cuando tenía problemas, cuando los solucionaba, cuando estaba feliz, cuando estaba triste. No tenía a nadie, solo a ella y a mil desconocidos nuevos que andaban alrededor mío cuando no estaba con ella.

No me di el tiempo de conocer a nadie más... todas mis tardes fueron suyas, y bastantes noches. My mistake. De repente, algunos meses después, era como si recién hubiera llegado aquí, sin haberme relacionado lo suficiente con nadie como para poder tenerle confianza, como para poder contarle: el amor de mi vida es una niña y se me está cayendo el mundo encima por que ella ya no me ama.

Estaba pasando la peor época de mi vida sin hogar, sin familia, sin amigos de toda la vida y sin amigos nuevos.. conocidos, si, salidas, si... pero nada más.

Entonces... me dediqué a hacer justamente eso: quedarme quieta mientras la vida me pasaba por enfrente.

Cuando no estaba en la escuela aparentando una vida normal, soñando despierta entre clases y viviendo en bajo perfil, era justamente lo que hacía.

Creo que las personas se dieron cuenta, pero estaban en el mismo punto que yo: no me conocían lo suficiente como para acercarse a mi y preguntar.

Mis días pasaban tan fácil como una rutina: dormir durante la tarde, medio hacer tarea por la noche, tirarme en mi cama a ver el techo por horas. Las semanas eran un poco más fáciles, tenía una tercera parte del día ocupada por la escuela... pero los fines de semana eran otra cosa.

La mayor parte de ellos me la pasé entre cuatro paredes totalmente inmóvil. A veces llegaba la noche y no me daba cuenta, o me amanecía, o ya era domingo por la noche, sin que yo notara realmente el paso de las horas.

Y lloraba, y lloraba, y lloraba.

Cuando no haces nada, no tienes recuerdos precisos. De todas las horas que me la pasé en ese estado tan jodido no recuerdo ni una cuarta parte. No tengo recuerdos cronológicos. Era como si me la pasara inconsciente, drogada, anestesiada, yo que se...

Estar así de nuevo es lo que más me da miedo en ésta vida.

2 comentarios:

Pancake dijo...

Ya sabes que haré, dejarte por allá lo que te diría por aquí.
También ya sabes porque.

Dylan dijo...

wow... leer tu entrada, con esa canción de fondo... me hizo sentir!!

Wow señorita... que manera de escribir...