También me gusta leer lo que piensan de lo que pienso. Comentarios, por favor!

lunes, 7 de septiembre de 2009

Entre mis dedos resbalar...



Y como siempre, contigo, las cosas son diferentes.

Me da por decirte la verdad, toda, tarde o temprano. Te confieso que me alejé de ti al principio por puro miedo a que me gustaras tanto, que recaí y volví a intentarlo una vez tras otra sin poder lograrlo. Meses más tarde, me convences de decirte lo que realmente sentía por ti.. a pesar de haberme prometido a mi y al mundo jamás volver a decírselo a nadie. A pesar de que lo había llorado durante horas, semanas antes de poder decírtelo.

Y luego en lugar de ignorarte olímpicamente, como pretendo hacerlo con los demás mortales, no lo logro más tiempo del que tu quieres que lo logre. Simple como imaginarme tus ojotes suplicantes y abrir la boca nuevamente, soltándote el motivo de mi encabronamiento, que termina siendo siempre una confesión de susceptibilidad ante cualquiera de tus movimientos, así sea que se te ocurra pestañear dos veces en lugar de tres.

Sigo soltándote todo, sin guardarme ni un poquito, sin importar que ahora solo somos amigas (o tal vez por eso mismo); el único momento en el que logro salvar mis pensamientos de tus oídos es cuando me taladras los míos haciéndome parte de lo único que no soporto en ésta vida: la traición. Entonces, solo entonces, cierro la boca tanto como puedo y trato de mantenerme al margen, que al fin y al cabo es tu vida y puedes hacer de ella un papalote y dárselo a volar a quien quieras.

Pero una vez mas, más tarde que temprano, termino diciéndolo todo de nuevo. Y al final no me limito a decirte que no soporto ese aspecto de ti y que te mueven cual títere. No, claro que no, te pongo un ejemplo claro de manipulación mediante debilidades y mala voluntad: yo misma hacia ti.

Por enésima vez abro la boca y te digo con todos los detalles del mundo, que en algún momento, al final de nuestros días, me dediqué a mover las cuerdas que más te gustaban solo para mantenerte tanto como fuera necesario a mi lado, solo para hacerte creer que yo cedía cuando en realidad iba a ser no tan difícil lograr que me dieras lo que yo quería a pesar de que no era lo que tu querías para ti.

También te dije, por supuesto, que un momento después me di cuenta de lo egoísta que estaba siendo, y terminé dejándote ir, no de la manera adecuada, entre berrinches y ataques de ira, pero con la mejor de las intenciones. De la única manera que me permití acercarme a ti sin que me tentaran nuevamente tus ojotes suplicantes.
Algo cruje en tu cabeza (al menos eso espero que haya pasado) y al parecer te das cuenta, finalmente, a lo que me referí todo el tiempo que traté de decírtelo sutilmente.

Y hace dos días, volví a abrir la boca. Una vez más, nada diferente. Después de several days haciéndote berrinche y tratándote del asco, decido que la amistad vale más que mis dramas existenciales. Y te digo todo, una vez más, tal como está en mi cabeza.

Quedas, al final, tanto o más confundida que yo. Todo el berrinche de los días anteriores es un reflejo absoluto de mi comportamiento cuando nos conocimos. Todo es diferente ahora, por supuesto, todo es diferente.. pero me sigue jodiendo el hecho de sentirme vulnerable ante la situación de un vínculo como el que tenemos, el que había estado evitando desde aquello que le dio un giro de 180° a mi percepción de la confianza.

Es un asco, es cierto.. y todavía no consigo solucionarlo a pesar de que pensaba que había dejado de huir de echar raíces. Sigo huyendo, inconscientemente, pero lo hago.

Pero como siempre, contigo, las cosas son diferentes.
[Espero que esto no se mal entienda y no cause problemas, por que carajos.. es para ti Mango, para que dejes de hacer berrinches]

2 comentarios:

Erika Casiopea dijo...

A mi me pasa con una persona, es tan nosécómo jeje.

Un saludo :)

lezzoh dijo...

"Lets put a smile in that face of yours."

Joker, The Dark Knight

DL.