También me gusta leer lo que piensan de lo que pienso. Comentarios, por favor!

martes, 19 de agosto de 2008

Mandadísimas a la Chingada


Iba yo con la roomie (ya le urge nombre blogger!) a cenar a Piatinno, un restaurant de-li-cio-so de comida italiana, cerca de Altabrisa, una plaza del otro lado de la ciudad.
Por supuesto, no sabía como llegar.. aparte de que siempre he sido desorientada, influye el hecho de que siempre que iba, alguien mas manejaba y yo tenia nula atención en el recorrido.
Después de caminarle tantito no sabíamos si íbamos en dirección correcta y decidí preguntar en el siguiente alto.
Al lado de nosotros, una familia que se veía confiable. Quedamos viendo al señor, que venía manejando, y mientras el nos veía, bajamos el cristal del lado del copiloto.. evidente: queríamos referencia.
El nos quedó viendo por dos segundos.. tres.. cuatro.. se volteó y NOS IGNORÓ!
Nos volteamos a ver sacadísimas de onda, acto seguido, nos agarró una cantidad industrial de vergüenza, que llevo, claro está, a un ataque de risa nerviosa.
Asiduos lectores yucatecos, si en un momento futuro una chavita baja el cristal con cara de interrogación en el carril de al lado de ustedes, NO SE ASUSTEN! no es una stalker, soy yo pidiendo referencias.

4 comentarios:

frifolito dijo...

pues esqe en merida no son muy hospitalarios q digamos! si estuvieras en veracruz...hasta te hubieran llevado pa q no te perdieras!!, en seriooo!!

AMOR SIN FRONTERAS dijo...

k hrs eran y k cara traias jajajajaj!!!

Dama Bizarra dijo...

jajajaja! a mi me ha pasado eso muxas veces, ignoro si es porke la gente se cotiza o porke de verdad desconfían de uno.

ΛŠħüŠħαdα dijo...


Escena: niña perdida en Mérida en su super camioneta. La niña busca un hospital muy conocido, pero ella es de otro lado así que se detiene a preguntar ...

- oiga cómo llego al hospital X

la mujer le contestó con el tono más yucateco que se pueden imaginar ...

- Yo no sé ... yo no soy de aquí

...

Chingados!