También me gusta leer lo que piensan de lo que pienso. Comentarios, por favor!

martes, 24 de marzo de 2009

Break Up Party


Sigo sin sentir nada. Se puede deber a tres cosas:


  1. Que tenga el sentimiento atorado.

  2. O que aun no me caiga el veinte.

  3. O.. que igual nomás esta vez no lloraré.

Cualquiera de las razones será determinada más adelante, cuando se me desatore el sentimiento, o me caiga el veinte, o siga sin sentir nada. O sea, no es que no sienta nada, nada.. siento raro, siento un poco de alivio, siento decepción, siento bastante coraje para ser sincera, pero ese estado de tristeza que te sofoca, y ese llanto incontrolable, y ese peso sobre la espalda.. la verdad, no.


¿El título? Si, se que propiamente no era una "relación, relación", como tal, pero lo que sea que haya sido estaba por mi parte bastante cercano a que lo fuera. Se que sin una "relación, relación", no se puede tener una ruptura.. pero me vale kilómetro y medio de riata.


QUIERO TENER MI BREAK UP PARTY!


Con helado en cubetas del tamaño de las de Comex, pizza extra grande, películas ñoñas, chocolate y por supuesto, alcohol (cantidades moderadas, obvio!). Tener mi cuarto ocupado por mis amigas mentándole la madre a la tele por el imbécil de turno en la película ñoña de turno, diciéndome que encontraré a alguien mejor, que valgo mucho, que me quieren, me admiran, me adoran y me pondrían un altar con cinco velitas en forma de chichis y a San/ta Antonio/a de cabeza por que me merezco a alguien que me corresponda.


¿Por qué? Por el simple hecho que nunca la tuve.. ni eso, ni la religiosa Break Up Peda con consecuencias inimaginables.


¿Por qué?


Por que la primera vez que hubo ruptura, me pasé un año llorando y berreando varias horas al día, y cuando por fin dejé de llorar el momento había pasado, además de que más tardé en dejar de llorar que en volver a sus brazos.


La segunda, la mandé al carajo, lloré dos lágrimas: acto seguido, me desconecté el cablecito de "sentimientos" y no volví a llorar, salvo cuando estaba peda. No lo conecté hasta muuucho tiempo después, y nuevamente, el momento ya había pasado.


Así que, ahora es cuando. Asiduas lectoras que entran en mi estrecho y selecto grupo de amigas, háganme un huequito en su agenda en este fin de semana y estén atentas, hasta nuevo aviso.


Buenas las tengan!

4 comentarios:

Palm dijo...

viernes?... o sabado?.. o domingo?...


Tu dices...

te quieroo.. eres la mantequilla de mi pan. Hasta en la escuela te extraño chinngao'!

Dato: chato y yo somos una feliz pareja, ya llego con su casita y todo.. ahora come un platano en su hamaca.. im in love!

Anónimo dijo...

Para que veas que realmente te quiero, he leído un tanto, suficiente como para entender la situación.

Goma, estuve presente cuando la primera ruptura. De alguna manera conocí ese dolor tuyo y esa búsqueda de sentido a lo que había ocurrido. Nunca te vi llorar, nunca te vi explotar. Pero el sentimiento estaba ahí.
En esta ocasión es curioso que no sientes nada en absoluto. ¿Es eso algo malo? Quizá no, quizá has crecido. Quizá has endurecido tu corazón. ¿Por qué habrías de llorar si realmente nunca la tuviste ni ella a tí? Es como lo que a mí me ocurrió: chica deja a novio y se va con su amigo (yo), se besan, se "aman" y al final, la chica vuelve con novio. ¿Dada la situación, cabe derramar alguna lágrima? Opino que no, y en verdad nunca me he sentido mal por no tenerla conmigo o porque no se haya concretado nada. Pienso que se trata más bien de entender, como alguna vez escribiste, que los besos no son promesas y que tampoco significan obligatoriamente amor, cuando en realidad son más bien signo de necesidad. La vida como una obra de teatro: los personajes entran y salen en escena para cumplir su papel y hacer avanzar la historia. ¿Su función? Construir al personaje con la interacción entre ellos. Así veo la vida: la gente entra y sale, algunos se quedan otros no. Pero indudablemente todos aportan algo que hace más interesante la trama, ¿o no?

Yo estoy contigo Goma, quizá ya no te vea tanto. Pero creeme que te tengo presente. Un abrazo y nos vemos en las tiras cómicas.

Daniel.

Anónimo dijo...

Para que veas que realmente te quiero, he leído un tanto, suficiente como para entender la situación.

Goma, estuve presente cuando la primera ruptura. De alguna manera conocí ese dolor tuyo y esa búsqueda de sentido a lo que había ocurrido. Nunca te vi llorar, nunca te vi explotar. Pero el sentimiento estaba ahí.
En esta ocasión es curioso que no sientes nada en absoluto. ¿Es eso algo malo? Quizá no, quizá has crecido. Quizá has endurecido tu corazón. ¿Por qué habrías de llorar si realmente nunca la tuviste ni ella a tí? Es como lo que a mí me ocurrió: chica deja a novio y se va con su amigo (yo), se besan, se "aman" y al final, la chica vuelve con novio. ¿Dada la situación, cabe derramar alguna lágrima? Opino que no, y en verdad nunca me he sentido mal por no tenerla conmigo o porque no se haya concretado nada. Pienso que se trata más bien de entender, como alguna vez escribiste, que los besos no son promesas y que tampoco significan obligatoriamente amor, cuando en realidad son más bien signo de necesidad. La vida como una obra de teatro: los personajes entran y salen en escena para cumplir su papel y hacer avanzar la historia. ¿Su función? Construir al personaje con la interacción entre ellos. Así veo la vida: la gente entra y sale, algunos se quedan otros no. Pero indudablemente todos aportan algo que hace más interesante la trama, ¿o no?

Yo estoy contigo Goma, quizá ya no te vea tanto. Pero creeme que te tengo presente. Un abrazo y nos vemos en las tiras cómicas.

Daniel.

oculta y feliz dijo...

Hola, haré de cirujana...al parecer es una herida relativamente asintomática, a veces esas con las peores:las atípicas.Si necesitas algun chocho, medicina alternativa, algo para reirte hasta toser...aqui tienes este intento de Medicina.
Todo mi afecto y apoyo Goma o como sea que te llames.
Saludos!