También me gusta leer lo que piensan de lo que pienso. Comentarios, por favor!

lunes, 15 de diciembre de 2008

Mi Casa

Recuerdo el día que la vi por primera vez. Una casa pequeña, con un patio pequeño y un gran árbol de almendras. Mi papá se fue a dormir allá mientras terminabamos de pasar todas las cajas de cosas y a mi me daba miedo. A mis cortísimos tres años de vida me había separado pocas veces de mis papás y el que uno faltara en el cuarto, me generaba conflicto.

Después de una semana en lo que ponían las protecciones, pintaban y terminaban de acomodar las cosas para hacer ese pedacito de casa, un cuarto para mi, nos mudamos por completo, dejando atrás la casa de los abuelos.

No entendía por qué tantas lágrimas, eran solo unas cuadras de diferencia, pero mi abuela me decía que me iba a extrañar mucho. Mi abuelo no decía nada, nada más me cargó en silencio durante mucho rato y luego me depositó, con cuidado, en las piernas de mi mamá.

Por supuesto, no pude dormir sola, por lo menos no esa noche, ni esa semana, ni ese mes.. ni algunas noches durante ese año, sin embargo me daba mucho menos miedo estar sola en esa casa que en la de los abuelos. Hasta la fecha el segundo piso me da repelús.

Mi cuarto estaba pintado de rosa.. por una falla técnica, no del rosa que todos pensamos. Era una especie de rosa mexicano tirándole a fosforecente que tardó mucho en ser aceptado por mi, pero que el día que lo cambiaron por un rosa más pastel, lo extrañé mucho.

Amaba pasar las tardes ahí, pero sobre todo, amaba las mañanas, las de los sábados. Mis papás salían a trabajar y me quedaba con la nana. Por alguna razón, aunque los quería mucho y en ese entonces eramos la familia perfecta (o al menos eso pensaba), disfrutaba mucho mi soledad.

Me despertaba tarde, pero no tan tarde como para desperdiciar mi mañana sola en dormir. Desayunaba Cerelac espeso en mi platito azul o quesadillas con ketchup, veía televisión acostada en la hamaca del cuarto de mis papás. Después de bañarme, convencía casi siempre a mi nana de que me pusiera una ropa diferente a la que había dicho mi mamá y además, me dejaba peinarme "sola".

Luego.. no hacía nada, solo disfrutar mi casa. Me encantaba entrar al baño y descubrir formas en el revoque blanco del techo, o revisar ese enorme mueble de cajones llenos de cosas. Estar en la cocina, mientras la nana cocinaba, contando los pequeñísimos azulejos coloridos por toda la meseta. Pararme en mi cama pegada a la pared, para llegar a mi ventana, abrirla trabajosamente y ver a mi enorme perro en el patio de atrás. Siempre que me veía asomarme se paraba en dos patas para lamer mis manitas mientras lo acariciaba, y a veces, hasta lo dejaba lamerme con ganas mi cara recién lavada.

En cuanto olía a comida, sabía que mi tiempo de "ama y señora" había acabado. Mi nana me cargaba para lavarme las manos, me amarraba el moño del vestido y me pasaba una toallita húmeda por la cara, llena de baba de perro.

Y comenzaba a contar los días para que otra vez fuera sábado, y otra vez la casa fuera solo mía.

12 comentarios:

palm dijo...

Las mañanas de los sabados olían a huevos revueltos y leche de chocolate y el sol pintaba de un color mi cuarto, que hasta hoy no he vuelto a encontrar.

polvo de menta dijo...

Pocas veces me separé de mi mamá siendo niña... sólo sucedía cuando en el colegio nos llevaban a algún retiro.
Disfruté la soledad hasta que fui adolescente o por lo menos puberta.

Anónimo dijo...

que post mas increíble mi gomita linda... ya estas como pa empezar un librito.
Me impresionas.

Tavo

flaka dijo...

goma...comenté pero no se que rollo sino sale o que,bueno lo vuelvo a poner porque ahora si tengo ganas de comentar,ayer cuando lo hice salió expontaneo,
que lindo post (: me jalo por si solo,tengo tiempo leyendo quizas mas que antes

recuerdas la confusión de la flaka cafetera y la que no era cafetera haha.
Un gusto enoooorme leerte,con el paso del tiempo de vdd que se ve un gran crecimiento en como escribes.

ya no te conectas al msn? bueno al de aqui del blog o me eliminaste cruelmente =P haha!

ThE ELeCtRiC C0wB0y dijo...

Hoy abrí internet directamente por tu blog; eres una apuesta segura, muy linda la anotación en tu diario.

Goma Rosa dijo...

palm: la pasión por los olores es a lo que le tengo que dar las gracias.. ahora eres mi amiga en gran parte gracias a eso, ¿te acuerdas?

polvo de menta: por desgracia a mi me tocó muy temprano eso, mis papás casi vivían en la oficina. por cierto, estudié también en escuela católica (:

tavo: gracias! sin embargo nomás no creo que un libro sea lo mío, me falta constancia.. ya lo intenté antes y queda en las primeras 15 hojas siempre.

flaka: caray, no eliminé a nadie, lo que pasa es que casi no entro al msn del blog.. entraré mas seguido, prometido. gracias (:

electric cowboy: gracias (: suena muy bonito que te digan que eres una apuesta segura. y si, efectivamente ésto es mi diario.. es inevitable que lo sea.

oculta y feliz dijo...

Mmm lo de la memoria olfativo es algo que comparto je je je...muy bonita historia, pero tu perro sigue vivo?, si no es así ¿cuando y de que murió?, ¿Cuando nació tu hermanita?, esa sensación de "disfruto el sábado porque soy bebé" duró hasta cundo?...y pues yo si creo que te acuerdes de lo que pasaba cuando tenías trea años, jo joi, yo me acuerdo de mis biberones y del agua azucarada...eso del cambio de casa estuvo genial , creo que es una de las cosas que suelen maracar a las personitas...jo josaludos!

Goma Rosa dijo...

oculta y feliz: definitivamente el cambio de casa es muy muy importante, y tambipen me acuerrdo de mi biberón con dibujitos de sombrillas azules..mi perro no sigue vivo.. murio poco después de que vine a vivir a Mérida.. y pues murió de viejo.. mi hermana nació bastantes años después que yo, anda alrededor de la edad de las iluciones (: lo de disfruto el sabado por que soy bebe, jaja, bueno.. supongo que hasta cierto punto sigo disfrutando de lo mismo.. y por eso disfruto tanto el vivir sola.. pero crecí y ya no veo esos colores mágicos y formas en el revoque del techo.. salvo cuando me intoxico ilegalmente, jaja

putiss dijo...

hoooola!!! realmente ahora no estoy inspirada... pero como se que necesitas de mi!! paso a saludarte. otro dia más inspirada te hechare mi peyotazo!! ah, por cierto... escribes increible!
love ya

Anónimo dijo...

Uyy!! Las mañanas de los sabados, bueno aunque yo ya he cambiado esos sabados por domingos sigo disfrutando todavia esas mañanas, por alguna extraña razon, mis papas tienen un extraño trauma en ir al super Mercado la mañana del domingo a primera hora, asi que en la mañana la casa es para mi completita!! Me levanto como cereal de chocolate y veo la tele en la hamaca de mi papa( raro no? en mi cuarto ay tele pero me gusta mas verla ahi en ese cuarto ja!!), con piyama toda la mañana!! Claro hasta que ellos regresan ¬¬...

Goma Rosa dijo...

putis: i miss you, eres una buena puta (: te quiero mucho

anónimo: definitivamente hay algo y no se que es que hace tan atractivo el ver televisión en el cuarto de los papás.. hasta la fecha lo sigo haciendo cuando los visito.

oculta y feliz dijo...

jajaja...de verdad está buena la puta? o la putería...5 minutos de estupidez im sorry :(